Violencia domestica, “la verdadera pandemia”

A principios de marzo millones de mujeres salieron a las calles en América Latina, portando pañuelos morados y alzando la voz para exigir respeto. Al ritmo del himno feminista “El violador eres tú”, hicieron un llamado a acabar con la violencia y el machismo. El movimiento feminista parecía resurgir con fuerza.

No obstante, tan solo seis semanas después, sus esfuerzos han sufrido un duro revés a causa del nuevo coronavirus. Durante la cuarentena, la violencia contra las mujeres incluso ha aumentado, de acuerdo con estadísticas de varios países latinoamericanos.

La violencia familiar, de acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), es un acto de poder u omisión intencional dirigido a dominar, someter, controlar o agredir física, verbal, psicoemocional o sexualmente a cualquier integrante de la familia, por quien tenga o haya tenido algún parentesco por afinidad, civil, matrimonio, concubinato o a partir de una relación de hecho y que tenga por efecto causar un daño.

No te calles y alza la voz, por un México seguro para las mujeres