EU acusa a hackers chinos por intentar robar información sobre la vacuna contra el covid-19

Estados Unidos.- Las autoridades de Estados Unidos acusaron a piratas informáticos chinos e iraníes de haber llevado a cabo ciberataques contra farmacéuticas y universidades de Medicina estadounidenses para robar información sobre las vacunas y los tratamientos que se están probando frente al COVID-19.

Según The Wall Street Journal, el gobierno de Trump asegura que los hackers chinos e iraníes tienen la capacidad de “dañar irreversiblemente” las instalaciones sanitarias estadounidenses. Los ciberataques ya han perturbadola investigación de la vacuna contra el coronavirus aunque las autoridades todavía están tratando de averiguar si el daño ha sido intencional o colateral.

“Es difícil, y a veces imposible, saber qué motiva tal actuación, pero cualquier actividad de este tipo conlleva el riesgo de desencadenar efectos accidentales y perjudiciales”, dijo un alto funcionario de la administración al Journal.

El FBI y la Agencia gubernamental de Ciberseguridad e Infraestructura (CISA, en inglés), dependiente del Departamento de Seguridad Nacional, denunciaron los ciberataques en un comunicado, con el que pretenden “concienciar sobre la amenaza a la investigación relacionada con el COVID-19″.

Actualmente el FBI desarrolla averiguaciones sobre supuestos ciberataques de “hackers” chinos a organizaciones en EEUU. “Se ha observado que estos actores (los hackers) están intentando identificar y obtener de forma ilícita propiedad intelectual valiosa y datos de salud pública relacionados con vacunas, tratamientos y tests de redes y personal afiliados a la investigación relacionada con COVID-19”, indica la nota.

El FBI y CISA alertaron de que el robo de ese tipo de información pondría en riesgo la meta de alcanzar un tratamiento “seguro, efectivo y eficiente” para el COVID-19.

Por ese motivo, instaron a los centros de investigación que refuercen su ciberseguridad para evitar hurtos y solucionar cualquier brecha en sus sistemas informáticos; y aconsejaron rehuir de cualquier atención mediática para evitar “un mayor interés y ciberactividad” por parte de los piratas.