En ellos se dispersarán los recursos a beneficiarios de programas sociales

Tijuana.- El delegado federal único en Baja California, Alejando Ruiz Uribe, encabezó el arranque de obra del primer Banco del Bienestar, en el municipio de Ensenada, con una inversión de 1.5 Millones de pesos, construcción que estará concluida en dos meses, bajo la dirección de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).

Acompañado por la Capitán Primero de la Secretaría de la Defensa Nacional, Dalvy Quetzale Aquino Flores, Ingeniero responsable de las obras de los Bancos de Bienestar en Tijuana y Ensenada, dijo que el Banco del Bienestar, será el principal dispersor de recursos de programas sociales del gobierno federal, de manera segura y con calidez en su atención

Ensenada contará con 4 bancos, el primero que hoy inició, en las instalaciones de la Secretaría de Bienestar, otro en el Sauzal de Rodríguez, uno más en Punta Colonet y en San Vicente hacia el Sur Profundo de este municipio.

El delegado federal, reconoció el compromiso de la Secretaría de la Defensa Nacional, para realizar estas construcciones a través de sus áreas de ingeniería y resaltó la entrega que ha dedicado a estos trabajos la Capitana Dalvy Aquino.

Explicó que el Banco de Bienestar, en su carácter de banca social, promueve y facilita el ahorro entre los mexicanos, dentro y fuera del país, así como el acceso al financiamiento de primer y segundo piso de forma equitativa para personas físicas y morales, impulsando así la inclusión financiera, misma que realiza con perspectiva de género y tomando en cuenta a comunidades indígenas.

Precisó que estos bancos tendrán mucha actividad, gracias a la acertada decisión del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de distribuir los recursos públicos en quienes menos tienen y apoyar a las empresas pequeñas y medianas con más de 30 mil créditos en la entidad en su primera etapa y a nivel nacional con cerca de 3 millones de créditos en diversos sectores de la base piramidal de la sociedad mexicana.

Alejandro Ruiz Uribe, dijo que actualmente en las clases más necesitadas y en pobreza extrema, es inexistente su acceso a los servicios bancarios, representando a un 70 o 75 porciento, de ahí la importancia de generar las condiciones para bancarizar y dar oportunidades de crédito a todos los mexicanos sin distingo alguno.