Un hombre fue condenado a muerte en Corea del Norte por vender copias de El juego del calamar

Además, un estudiante que compró una de las copias fue identificado y recibió cadena perpetua

Un hombre fue condenado a muerte en Corea del Norte por vender copias de El juego del calamar, una de las series más populares en la historia de Netflix, informó Radio Free Asia. El hombre llevó las copias de la serie a territorio norcoreano mediante una USB desde China. Un pelotón de fusilamiento será el encargado de aplicar la pena al implicado.

 

Además, un estudiante que compró una de las copias fue identificado y recibió cadena perpetua, mientras que otros seis fueron condenados a trabajos forzados durante cinco años, sólo por ver algunas imágenes. Las autoridades descubrieron a los estudiantes viendo la serie en una escuela, por ello, algunos maestros y trabajadores fueron despedidos o desterrados y enviados a trabajar, de manera forzada, a minas alejadas.

 

“Todo esto comenzó la semana pasada cuando un estudiante de secundaria compró en secreto una unidad flash USB que contenía la serie El juego del calamar y lo vio con uno de sus mejores amigos en clase”, informaron las autoridades de Hamgyong del Norte.

 

“El estudiante se reunió con otros amigos que se interesaron por la serie y compartieron la unidad flash con otros compañeros”, agregaron.

 

Los censores del gobierno fueron notificados y arrestaron a los estudiantes. El gobierno de Corea del Norte consideró que la serie muestra una versión desigual de la sociedad donde los fuertes explotan a los débiles.