Capos dan información a EE.UU para reducir sus sentencias; Emma Coronel figura entre estos testimonios

Cinco capos de alto perfil del cártel de #Sinaloa redujeron sus sentencias luego de llegar a acuerdos con el gobierno de Estados Unidos tras dar nombres a la lista negra.

En lo que va de este año, cinco capos de alto perfil del cártel de Sinaloa cobraron los beneficios que consiguieron luego de llegar a acuerdos con el gobierno de Estados Unidos, obteniendo reducciones en sus sentencias, liberaciones anticipadas o el retiro de su nombre en la lista negra del Departamento del Tesoro de ese país.

 

Estos narcotraficantes algún día formaron parte de las filas de la organización delictiva, y actualmente emprendieron una guerra interna que llevaron hasta los tribunales federales, delatándose unos a los otros.

 

Emma Coronel fue detenida el 22 de febrero cuando llegó al Aeropuerto Internacional de Dulles, en Estados Unidos.

 

Fue hasta ese momento que se reveló que existía una investigación por su presunta participación como mediadora entre su esposo y el cártel de Sinaloa.

 

Según la acusación con número 1:21-mj-00240-GMH, Coronel ayudó a escapar a su pareja del penal del Altiplano y se encargó de repartir tres millones de dólares en sobornos a funcionarios federales de este centro penitenciario de máxima seguridad. Estos cargos le valían cadena perpetua.

 

Otro que logró un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos fue Dámaso López Núñez, El Licenciado. Este hombre fue considerado el sucesor de El Chapo Guzmán y pilar de la estructura del cártel de Sinaloa entre 2006 y 2012.

 

El Licenciado fue extraditado a Estados Unidos en 2018 acusado de conspiración para traficar drogas. Ese mismo año fue sentenciado a cadena perpetua, luego de que él mismo reconociera liderar a un grupo de sicarios para matar a sus rivales, entre otros delitos.

 

Sin embargo, el juicio de El Chapo Guzmán, que empezará en noviembre de ese año, cambió su suerte: se convirtió en testigo colaborador del gobierno de Estados Unidos y durante el proceso contra Guzmán Loera reveló información en su contra, incluido que su pareja, Emma Coronel, lo había ayudado a escapar del penal del Altiplano.