36 civilizaciones inteligentes podrían tener comunicación en nuestra galaxia

La Tierra ha demostrado ser única en su capacidad de albergar vida en el universo hasta el momento, lo que nos lleva a preguntarnos si estamos realmente solos. Quizá no lo estemos.

Científicos han calculado que podría haber un mínimo de 36 civilizaciones activas, inteligentes y con capacidad de comunicación en nuestra galaxia, la Vía Láctea, según un nuevo estudio. Sin embargo, debido al tiempo y la distancia, es posible que nunca sepamos si existen o si alguna vez existieron.

El estudio fue publicado el lunes en The Astrophysical Journal.

Los cálculos previos a lo largo de estas líneas se han basado en la ecuación de Drake, que fue escrita por el astrónomo y astrofísico Frank Drake en 1961.

“Drake desarrolló una ecuación que, en principio, se puede usar para calcular cuántas Civilizaciones Extraterrestres Inteligentes con capacidad de Comunicación (CETI, por sus siglas en inglés) puede haber en la galaxia”, escribieron los autores en su estudio. “Sin embargo, muchos de sus términos son desconocidos y se deben usar otros métodos para calcular el número probable de civilizaciones con capacidad de comunicación”.

Entonces los científicos de la Universidad de Nottingham desarrollaron su propio enfoque.

“La diferencia clave entre nuestro cálculo y los anteriores basados en la ecuación de Drake es que hacemos suposiciones muy simples sobre cómo se desarrolló la vida”, dijo en un correo electrónico a CNN el coautor del estudio Christopher Conselice, profesor de astrofísica de la Universidad de Nottingham.

“Una de ellas es que la vida se forma de una manera científica, es decir, si se cumplen las condiciones adecuadas, entonces se formará la vida. Esto evita preguntas imposibles de responder como ‘qué fracción de planetas en una zona habitable de una estrella formarán vida? y ‘¿qué fracción de vida se convertirá en vida inteligente?’, ya que estas no se pueden responder hasta que realmente detectemos vida, lo que aún no hemos hecho”.

Desarrollaron lo que llaman el Principio Astrobiológico Copernicano para establecer límites débiles y fuertes sobre la vida en la galaxia. Estas ecuaciones incluyen la historia de la formación de estrellas en nuestra galaxia y las edades de las estrellas, el contenido de metal de las estrellas y la probabilidad de que alberguen planetas similares a la Tierra en sus zonas habitables donde se podría formar la vida.

La zona habitable está a la distancia correcta de una estrella, no demasiado caliente ni demasiado fría, donde el agua líquida y la vida tal como la conocemos pueden ser posibles en la superficie de un planeta.

“Está claro que la vida de una civilización con capacidad de comunicación es el aspecto clave dentro de este problema, y se necesitan vidas muy largas para que aquellos dentro de la galaxia contengan incluso algunas posibles civilizaciones contemporáneas activas”, señalaron los investigadores en su estudio.

Y luego está la cuestión de la supervivencia. ¿Son otras civilizaciones potenciales tan longevas como las de la Tierra?

Si la búsqueda de esta vida no revela nada dentro de una distancia de 7.000 años luz, los investigadores sugieren que esto podría significar una de dos cosas.

Primero, podría sugerir que las vidas de estas civilizaciones son más cortas que 2.000 años, lo que podría significar que la nuestra está llegando a su fin.