Homicidios: la otra pandemia || Por Alberto Gómez C.

En los primeros 20 días de abril en esta ciudad fronteriza, perdieron la vida 112 personas, por la violencia homicida y quien sabe si algún día llegue la vacuna.

0

La pandemia del Covid-19 ha llamado la atención de la ciudadanía en general, sobre todo porque cualquier persona, sin importar su estrato social puede contagiarse, y cada uno tiene que enfrentar la enfermedad y sus consecuencias de distintas formas.

Hasta este lunes 20 de abril, a poco más de un mes de que se dio el primer caso confirmado en el estado, la cifra compartida por el Secretario de Salud de Baja California, Alonso Pérez Rico, es de 786 personas contagiadas en la entidad y la lamentable estadística de 83 defunciones.
Tijuana, es la más castigada en contagios y personas que han perdido la batalla contra esta enfermedad que, según los expertos llegó para quedarse.

Pero Tijuana también es castigada con otra problemática que enlutece a familias todos los días. Me refiero a los homicidios dolosos; asesinatos que sólo se convierten en estadísticas y que desafortunadamente parece que normalizamos.

No es para menos, en lo que va del año en Tijuana, hasta la mañana de este 20 de abril 587 personas han sido asesinadas de forma violenta; 112, tan solo en lo que va de este mes de abril.

El pasado fin de semana al menos 10 personas perdieron la vida en diferentes hechos sangrientos en la ciudad. Destacan dos cadáveres encontrados en tambos en el ejido Francisco Villa; en San Antonio de los Buenos una pareja fue hallada sin vida, ambos tenían cinchos de plástico en el cuello, y en la colonia García, sujetos dispararon desde la calle hacia el interior de una casa, donde aparentemente había una reunión y causaron la muerte de un joven de 20 años de edad, mientras que cuatro heridos fueron trasladados a los servicios médicos.

Todo esto ocurre mientras estamos preocupados por la pandemia y qué bueno que las autoridades sanitarias estén haciendo todo lo posible por disminuir la afectación a la población, pero las autoridades investigadoras y preventivas, parecen rebasadas por la cantidad de muertes violentas.

Los números hablan por sí solos: en poco más de 30 días, el Covid-19 en Tijuana cobró las vidas de 51 personas, que se enfrentaron a un virus mortal, del que hasta la fecha según nos han dicho no existe cura, ni vacuna.

En los primeros 20 días de abril en esta ciudad fronteriza, perdieron la vida 112 personas, por la violencia homicida y quien sabe si algún día llegue la vacuna.

No por ser menos mortal hasta ahora, se deben desdeñar las medidas preventivas del Covid-19, por aquello de que en las redes la gente opina sin filtro.

 

Alberto Gómez C. Periodista de televisión, radio y web. Tres décadas en el periodismo desde diferentes perspectivas, pero con la firme misión de informar.

Leave A Reply

Your email address will not be published.